Antecedentes

El Derecho a la Educación es un derecho humano fundamental consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en el Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos Sociales y Culturales, en el Protocolo de San Salvador y en la Convención sobre los Derechos del Niño, y está consagrado a texto expreso en la Constitución de la República.
La educación en derechos humanos constituye un componente medular del derecho a la educación ya que como lo establece el Protocolo de San Salvador: “la educación deberá orientarse hacia el pleno desarrollo de la personalidad humana y del sentido de su dignidad y deberá fortalecer el respeto por los derechos humanos, el pluralismo
ideológico, las libertades fundamentales, la justicia y la paz.” No se trata por lo tanto de un contenido más que se suma a los otros contenidos de la educación; es su carácter esencial.
Ante la comprensión por parte de la comunidad internacional acerca de la necesidad de alentar la educación en derechos humanos, el 10 de diciembre de 2004 la Asamblea General de la ONU proclamó el “Programa Mundial para la Educación en DDHH” y en julio de 2005 su plan de acción para la primera etapa.

(leer+)

ANTECEDENTES NACIONALES

ANTECEDENTES INTERNACIONALES